Lijur Sanchez

La justicia restaurativa como un fin de la pena

ISBN: 9789587498165
Género: Penal
Año Publicación: 2018
Autor: Fabio Iván Rey Navas
Editorial: Ibáñez

$80,000

Otra Información:

Páginas: 304
Encuadernación: Pasta dura
Peso: 584
Dimensiones: Ancho 17, Largo 24, Alto 1.9

La pena es merecedora de toda la atención que le puedan dispensar el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial, los entes de control, los medios de comunicación y la academia, y a través de estos, muy especialmente la sociedad, que es la destinataria final del producto del derecho penal. La pena ha pertenecido a todas las sociedades, a todas las culturas y ha sido consecuencia de múltiples actuaciones del ser humano. La forma como cada sociedad interpreta el crimen y el castigo guarda varias de las claves para entender los rasgos básicos de una sociedad, es el espejo de una sociedad, que define el contenido de la sanción por donde haya de ser aplicada y especialmente por la adaptación al desarrollo social y cultura del contexto, desde un punto de vista crítico, sin abandonar sus principios.
La pena es merecedora de toda la atención que le puedan dispensar el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial, los entes de control, los medios de comunicación y la academia, y a través de estos, muy especialmente la sociedad, que es la destinataria final del producto del derecho penal. La pena ha pertenecido a todas las sociedades, a todas las culturas y ha sido consecuencia de múltiples actuaciones del ser humano. La forma como cada sociedad interpreta el crimen y el castigo guarda varias de las claves para entender los rasgos básicos de una sociedad, es el espejo de una sociedad, que define el contenido de la sanción por donde haya de ser aplicada y especialmente por la adaptación al desarrollo social y cultura del contexto, desde un punto de vista crítico, sin abandonar sus principios.
La pena es merecedora de toda la atención que le puedan dispensar el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial, los entes de control, los medios de comunicación y la academia, y a través de estos, muy especialmente la sociedad, que es la destinataria final del producto del derecho penal. La pena ha pertenecido a todas las sociedades, a todas las culturas y ha sido consecuencia de múltiples actuaciones del ser humano. La forma como cada sociedad interpreta el crimen y el castigo guarda varias de las claves para entender los rasgos básicos de una sociedad, es el espejo de una sociedad, que define el contenido de la sanción por donde haya de ser aplicada y especialmente por la adaptación al desarrollo social y cultura del contexto, desde un punto de vista crítico, sin abandonar sus principios.
La pena es merecedora de toda la atención que le puedan dispensar el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial, los entes de control, los medios de comunicación y la academia, y a través de estos, muy especialmente la sociedad, que es la destinataria final del producto del derecho penal. La pena ha pertenecido a todas las sociedades, a todas las culturas y ha sido consecuencia de múltiples actuaciones del ser humano. La forma como cada sociedad interpreta el crimen y el castigo guarda varias de las claves para entender los rasgos básicos de una sociedad, es el espejo de una sociedad, que define el contenido de la sanción por donde haya de ser aplicada y especialmente por la adaptación al desarrollo social y cultura del contexto, desde un punto de vista crítico, sin abandonar sus principios.

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
X